Reformas: Tipos de puerta corredera.

Al realizar una reforma ya sea integral o parcial, uno de los aspectos muy importante a tener en cuenta son las puertas. Si, has escuchado bien. La elección del tipo de puerta y el material de las mismas, influye directamente sobre el aspecto de tu hogar.

Especialmente hablaremos sobre las puertas correderas, este tipo de puertas forman parte de las demandas más comunes para propietarios de pisos o casas pequeñas, y es que son un cambio muy sutil que genera muchísimo espacio.

No solo eso, sino que los diferentes tipos de puerta corredera aportan un gran valor al juego y diversidad de la decoración del hogar. Además, otorga a tu casa una característica única que la diferenciará del resto de viviendas tradicionales.

Tipos de puertas correderas en función del tipo de hojas y su movimiento

El tipo de hojas se refiere, a la cantidad de “puertas” y como van a moverse de forma práctica para abrirse o cerrarse. Distinguimos 8 tipos principales:

Puerta corredera clásica o de una hoja.

Es el tipo de puerta más utilizada como puerta corredera de baños, cocinas y dormitorios principalmente; es una puerta de interior con una sola hoja, que se desplaza horizontalmente en ambos sentidos.

Puede instalarse como puerta corredera de pared (incrustada), o se puede colocar sobre guías (método más económico).

Puertas enfrentadas o correderas dobles.

Como su nombre indica son dos puertas correderas enfrentadas la una a la otra, de manera que para acceder a la habitación debemos separarlas entre sí (moverlas horizontalmente hacía fuera).

Se utilizan principalmente en salones y comedores, para crear una gran entrada a la habitación, dotándola de mayor sensación de amplitud si cabe.

Puerta corredera más puerta fija.

Este tipo se corresponde con dos puertas una fija (suele ser de cristal transparente), y una móvil de menor tamaño que permite el acceso.

Son puertas correderas ideales para salones y pisos pequeños, ya que la luz que pasa a través de la puerta fija de cristal ayuda a iluminar el resto de estancias mejorando la iluminación y amplitud de toda la vivienda.

Su diseño puede ser algo complicado, por lo que es recomendable contratar un profesional especializado en estos casos.

En ReformaPlus, te ofrecemos la posibilidad de reformar tu casa y realizar este tipo de nuevas incorporaciones a tu vivienda, para crear un hogar más estético, práctico y cómodo para ti y para los tuyos.

Puertas correderas paralelas.

Este tipo guarda bastante similitud con las puertas enfrentadas, con la única diferencia que estas se abren hacía dentro, superponiéndose una sobre la otra, son ideales para salones y cocinas.

Puertas correderas en la esquina.

Su uso está más orientado a oficinas y recepciones, consisten en dos puertas que convergen entre sí en una esquina del inmueble facilitando el acceso, e incluso creando una nueva habitación si se acompaña por otras estructuras fijas.

Puertas correderas telescópicas.

Son grandes puertas correderas diseñadas para unir dos grandes espacios: salón y cocina por ejemplo. Suelen tener un precio bastante superior al resto debido a su gran tamaño, que compone todo el espacio desde el suelo al techo.

En este caso es recomendable priorizar el uso de hojas de madera o contrachapados, en lugar de cristal o metal.

Puertas plegables.

Son ideales como puertas correderas para patios y exteriores. Son varias hojas unidas, que al abrirse hacía un lateral se pliega sobre sí misma, creando un efecto muy visual y llamativo que mejorará sin duda la estética de tu vivienda.

Puertas apilables.

Son bastantes similares a las puertas plegables con la diferencia, de que estas son conducidas como una guía y se mueven todas al unísono.

Tipos de puerta correderas en función de su material

Dentro de los tipos de materiales para puertas correderas encontramos tres opciones principalmente:

  • Cristal: es el material más utilizado en edificios de oficinas, y en el interior de las viviendas: principalmente para la cocina, y la ducha de los baños.
  • Madera: las más comunes para viviendas. Son una gran opción como puertas correderas de salones, vestidores y pasillos.
  • Metal: estas puertas menos conocidas están ideadas para lograr puertas correderas robustas y de mayor durabilidad, en lugar de perseguir un objetivo meramente estético.

 

Si quieres más información para tu vivienda, y caso en particular, pide presupuesto sin compromiso donde nuestros profesionales se encargarán de acompañarte durante todo el proceso y recomendarte la mejor opción en base a tus gustos y posibilidades. ¿¡A qué esperas?!



Call Now Button